Premio Pritzker 2011

El arquitecto portugués de 58 años Eduardo Souto de Moura, discípulo de su paisano Álvaro Siza, ha ganado el Premio Pritzker de Arquitectura, el galardón más importante en este campo, por un trabajo desarrollado durante tres décadas en el que ha combinado la modernidad “con los ecos de la tradición”, según el jurado.

El arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, Premio Pritzker

El arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, Premio Pritzker

En 2005, el creador, nacido en Oporto, recibió el FAD por el Estadio Municipal de Braga, una de sus obras más destacadas, formado sólo por dos gradas: no las hay tras las porterías, de manera que la estructura se confunde con las laderas del monte en forma de anfiteatro de roca.

El jurado del galardón, que en España sólo ha logrado Rafael Moneo, considera este trabajo en especial “…muscular y monumental” e integrado en “el poderoso paisaje”, mientras que de otro de sus proyectos, las Torres Burgo en Oporto, resalta que “dialogan entre ellas” y con el paisaje urbano.

Su maestro, con el que trabajó varios años antes de montar su propio estudio, ha destaca la creatividad de Souto de Mora. “Su originalidad no es gratuita, es una originalidad basada en las raíces y la historia de la arquitectura portuguesa y no solo portuguesa”, señaló Siza a los medios lusos.

El Pritzker, considerado el ‘Nobel’ de arquitectura, es un premio anual dotado con 100.000 dólares (70.994 euros), con la que se reconoce el trabajo arquitectónico de un artista vivo.

>>La web de los Premios Pritzker.

>>Puedes seguir a Eduardo Souto de Mora en Facebook.

Comentarios cerrados.